viernes, 29 de abril de 2016

Lectores que enmudecieron en Murcia

Antes de relatar mi crónica de la presentación de Cardamomo, quisiera dar las gracias a Enrique Gonzalez, voluntario de la Plataforma de ayuda a los refugiados de Murcia, que tan amablemente aceptó acompañarme en la presentación de la obra. Las palabras de Enrique me emocionaron profundamente, ya que fueron pronunciadas desde el corazón. Su amabilidad y la paz que transmite su persona llegó a calar en el alma a todos los que estábamos allí presentes, escuchando la realidad de una guerra que Enrique supo explicar de una manera clara y verídica.
También quisiera dar las gracias a David Castro, de El Corte Inglés, que nos ayudó a preparar el escenario y acondicionó la sala con esmero y profesionalidad.
Muchas gracias también a todos los lectores que dedicaron un ratito del jueves a homenajear a los refugiados, y que con su aportación también ayudaron a la ONG Proactiva para que siga con su labor en el mar Egeo.
Como es costumbre, dediqué unas palabras a aclarar al público por qué elegí el titulo de Cardamomo para la obra, y acompañé mi explicación con una muestra de esta especia que el público tuvo ocasión de probar.
Después hablé de la obra, de qué me inspiró, cómo me documenté y de mi acuerdo con Proactiva para que los beneficios del libro sean destinados esta ONG. En ese momento se dio paso a Enrique, que emocionó a los lectores con vídeos e imágenes de la labor que los miembros de Proactiva están realizando en las costas de Lebos. Enrique nos relató el horror que se está viviendo en el mar y en las playas de esta isla, y de cómo las mafias turcas se aprovechan de personas que solo buscan una vida decente. Me sería imposible describir la dureza de las imágenes, el dolor de las victimas por perder a un ser querido y el duro, durísimo trabajo que nuestros socorristas españoles están realizando en la isla, solo puedo asegurar que nos dejaron a todos sin habla y que, durante unos minutos, nadie se atrevió a decir nada. Fueron necesarios unos instantes para recomponernos y recapacitar en lo que está sucediendo al otro lado del Mediterráneo.
Finalizamos el acto con un turno de preguntas seguido de las dedicatorias que los asistentes, con paciencia, esperaron recoger en sus copias de Cardamomo.
Agradezco a todas aquellas personas que no solo adquirieron una copia, sino varias para regalar a sus conocidos y familiares.
Gracias de corazón.
Juntos podemos hacer mucho.
#librosquesalvanvidas









lunes, 25 de abril de 2016

Feria del libro de Granada

24 de Abril 2016

La librería Cala, situada en Maracena, tuvo la amabilidad de invitarme para firmar en su stand de la feria. Mi querida Ana Lara, su dueña, una mujer inteligente y muy profesional, me hizo sentir como si estuviera en mi propia casa. Nos echamos unas risas junto a su compañera Mónica, que juntas consiguieron acercar a los lectores y que estos se interesaran por Cardamomo.
Desde las 12:30 hasta las 15:00, el público no dejó de acercarse para preguntar por la obra e informarse de los últimos acontecimientos en Siria.
Fue una jornada llena de sorpresas y encanto, donde lo mejor de todo fue que pude conocer y hablar con los lectores directamente, conocer su opinión e intercambiar ideas positivas. No solo se vendieron todas las copias de la librería Cala, sino que, además, tuvimos que pedir más copias a otra librería que también desaparecieron en manos de nuestras queridos lectores. Con estos resultados, como para no estar contentos.
Por supuesto, si Ana me lo permite, trataré de repetir el próximo año.